2 de noviembre de 2008

La Bella y El Compañerito de Banco, 2da parte

Así estaban los ánimos cuando empezamos la cursada del segundo cuatrimestre. Yo tenía instrucciones estrictas de sentarme estratégicamente para que ellos dos no quedaran uno al lado del otro. A las dos semanas tales ordenes quedaron sin efecto. De nuevo se la veía sonreír coqueteando y batiendole las pestañas a Fulanito. En mi cabeza se prendieron las señales de alarma. De una clase para otra el histeriqueo había vuelto a su relación, sin previo aviso. Claro que yo no contaba con largas charlas por msn en las que uno decía lo que la otra quería escuchar y la otra creía lo que a uno le convenía que crea.

Volvimos al jueguito del cuatrimestre anterior, que sí, que no, que nunca te decides... Tira los dados y ¡uy! caíste justo en el casillero de la serpiente, retrocede 15 espacios. Estamos de nuevo en la dicotomía de "es un tarado" pero "me puede". Aquellos/as que hayan estado en la situación como tercer interesado sabrán que es en vano explicar lógicamente que lo mejor es abrirse de la situación porque como dice el cliche, el corazón tiene razones que la razón no entiende.

Además se agregaba otro ingrediente a la mezcla: ladies and gentlemen, welcome to Denialland. "Son charlas inocentes, si, me encanta y todo, pero no me voy a volver a enganchar porque ya entendí como viene la mano". Pregunta obligada: "Entonces por qué no lo bloqueas y le dejás de hablar?" Respuestas varias: "Porque es al pedo, si igual lo tengo que ver en la facu". "Porque me gusta hablar con él, me divierto." "Porque no puedo." Esta última fue dada al borde de las lágrimas durante una conversación que creo me costó tanto a mi como a ella.

Mientras tanto, Fulanito ni lento ni perezoso, mientras mantenía esta velita prendida, buscaba otras. Encontró otra, mucho más cerca de lo que pensábamos. Todavía no sé si llegó a prenderla o si está almacenando para cuando se venga la sequía. Mi amiga dice que sí. Sea como sea, la situación de verlo haciéndose el lindo con otra y reconocerse del otro lado fue un baldazo de agua, si no helada, bastante fresca. Al principio, habitantes de denialland no hicieron pensar que lo hacia para darle celos. Pero con el tiempo resultó claro que iba más allá el asunto.

En una mezcla de "me cansé de tejer mientras te espero" y "si vos podés, yo también", mi amiga fue recolectando pretendientes que la mantenían ocupada con mensajitos de texto e invitaciones varias. Pero la mayoría no lograba hacer el salto del celular al encuentro. Hubo un par más de intentos de salida entre Fulanito y mi amiga, pero jamás hasta la fecha volvieron a concretarse. Cuando todo parecía aclarado y había una leve posibilidad de que las cosas avanzaran, hasta se los vio de la mano, él se las ingenió para desmoralizarla una vez más.

Y así llegamos a la actualidad. Ella está conociendo a otro muchacho, del que no haré comentarios porque no tengo referencias y no me gusta hablar sin conocimiento de causa. Pero cuando la última clase me mira y me dice: "Hablo dos palabras y me vuelve a poder" recé por que el muchacho nuevo la invitara a salir en ese momento... Después de todo la mejor defensa es un buen ataque...

7 comentarios:

Martín dijo...

Suena tan familiar esa historia... Es lo loco que tiene esto, ves que con pequeños matices, a todos nos terminan pasando cosas parecidas.
Gracias por pasar.

CabezaDeNispero dijo...

Ah, yo no tengo paciencia para tanto, vos si que sos una Lady...

Dago dC... dijo...

ja... Definitivamente... He estado en tu lugar, y en el de ella... y sieeempre a todos nos pasa lo mismo. Siempre hay alguien que nos puede... Y cuando escuchamos a otro contándonos una historia de este estilo siempre tenemos "recetas" que no supimos aplicar cuando nos ocurrió a nosotros... Besos

Je! dijo...

Siempre un maldito fulano de nadie, arreglandoselás para hacernos retorcer la cabeza!

Es bueno saber que no soy la única

CabezaDeNispero dijo...

Bueno... ¿Y?

Lady, no nos abandones...

CabezaDeNispero dijo...

YO me colgue, pero ud me gano.. Besos Lady Chataway...

CabezaDeNispero dijo...

Ah, si, yo no pasaba para tirarle de la oreja sino para desearle felices fiestas y que empiece bien el año y todo eso... Bueno eso, que en el dosmil nueve no nos llueva nada y sea un gran gran gran preambulo a un aun mas fantastico dosmildiez...